BRANDADA DE BACALAO CON MERMELADA DE PIQUILLOS

INGREDIENTES (4 personas)

- 8 rebanadas de pan

PARA LA BRANDADA

- 300 g de bacalao salado

- 3 dientes de ajo

- Aceite de oliva virgen

- Pimienta (opcional)

PARA LA MERMELADA DE PIQUILLOS

- 200 g de pimientos de piquillo en conserva

- 100 g de azúcar

- 50 g de vinagre

- 25 g de agua

PARA LA CEBOLLA CARAMELIZADA

- 1 cebolla

- Azúcar morena

- Aceite de oliva

ELABORACION

Brandada.- Desalar el bacalao y desmigarlo (se puede comprar en migas).

Pelar los ajos y cortarlos en láminas. Echar aceite en una sartén y dorar los ajos (cuidado que no se quemen).

En el mismo aceite echar el bacalao desmigado y confitarlo a baja temperatura hasta que empiece a expulsar la grasa.

Meter el bacalao, los ajos dorados, un poco de pimienta blanca (opcional) y un poco del aceite de la sartén en el vaso de la batidora y triturar. Ir añadiendo aceite y triturando hasta que quede una consistencia tipo pomada. Si quedara muy espesa, se puede añadir un poco de leche.

Mermelada de piquillos.- Abrir los pimientos y quitarles la semillas que puedan traer. Meter todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar hasta que quede bien picado (hay a quien le gusta una textura más gruesa).

Vaciar el vaso en un recipiente al fuego y remover hasta que quede con una consistencia de mermelada.

Cebolla caramelizada.-

Cortar la cebolla en juliana. Echar un chorreón de aceite en un recipiente que tenga tapadera, añadir la cebolla y remover bien para mojar en el aceite toda la cebolla. Poner a fuego suave y tapar. Destapar cada 3 ó 4 minutas y remover para que no se queme. La cebolla irá soltando el agua lentamente y reduciéndose. Cuando esté totalmente tierna y transparente (unos 30 ó 40 minutos) añadir una cucharada grande de azúcar morena (puede ser azúcar blanca pero el color de la cebolla queda más agradable con la morena). Remover durante 5 minutos mas para que la cebolla absorba el azúcar.

Emplatado.- Tostar las rebanadas de pan, poner una buena cantidad de brandada en cada uno y añadir encima un poco de mermelada en la mitad de las rebanadas y otro poco de cebolla en la otra mitad. Se trata de que se note el contrate salado-dulce de los dos componentes pero sin que se pierda el sabor de la brandada.