LAS VELADAS DEL TERRAZA (Marzo 2016)

>Ver reportaje fotográfico<

Veladas catedralicias

Por razones no constitucionales, cambiamos de martes y nos vimos el segundo del mes tercero de la docena, concretamente el día 8 de Marzo. Motivó esta permuta una razón de abolengo constitucional, como fue disfrutar de una magnifica velada en El Faro de Cai, Cai, con don Gonzalo y los suyos, la semana previa. Martes 8 de Marzo, etapa de transición entre nuestras carnestolendas y el mundo cofrade, que en esta ciudad es muy constitucional. Esto no fue óbice, de que echáramos de menos a los amigos José Luis, Lambiris y Mario, socios constituyentes de este GGG.

Como en veladas previas, desde hace algún tiempo la propuesta era oficiar un menú completo pero algo más moderado, acorde con la nocturnidad y con nuestra edad y, de camino, constitucional. Dicen los entendidos que el estómago no entiende de horarios, pero cada vez nos preguntas más al respecto.

Inicio consecuente con un auténtico y demoledor “puré casero de calabazas” para ir abriendo boca, que recordaba al que tradicionalmente hacíamos a nuestros niños pequeños, aunque a estos sin Botaina jerezano. Ya llegaron desalados los medallones (¿constitucionales?) de “bacalao noruego”, que cocinados con maestría por nuestro masterchef Casto, se dejaron acompañar con unos delicados pimientos en un untuoso “pisto gaditano”, useasé constituyente a la vez que contundente. Entre plato y plato, los senadores cocinillas trataron de mitigar nuestras ansias con una fresca “ensalada de naranjas y aceitunas negras”, que nos tuvo un tiempo distraídos con el cambio de estatutos. ¡Perdón, de sabores! Nuestro tradicional y constituyente tinto de Cádiz, Garum, se enseñoreó con gusto y paladar.

A la chita y callando, con pulcritud y delicadeza, el chef de ascendencia cántabra, el admirado Juaqui, nos volvió a sorprender con su categórico “arroz con leche”, pleno de delicadeza y suavidad, con sabor auténtico y, si no lo era ya, también constitucional por decreto culinario. Como en ocasiones previas fue un postre muy celebrado, y a su vez adaptado a las fechas actuales.

Siguiendo constitucional costumbre, los cocineros hablaron de sus platos y entre café y bajativo (desde el brandy hasta el oriuxo galego...), nos empleamos a fondo en la organización de la celebración de nuestro 30 aniversario con Carlos como director de orquesta, siempre con la batuta en la mano.

Y entre dimes y diretes, votamos democráticamente y de forma constituyente, a nuestro Premio Anual 2015, que recayó en la Venta Melchor con Petri Benitez en los fogones y Juan C. Almazo en la gerencia, pero eso es motivo de otro estatuto constitucional.

¡¡BUEN PROVECHO!!

Fdo: José M. Pérez Moreno