LAS VELADAS DEL TERRAZA (Mayo 2016)

Veladas catedralicias.

Remolón pero con paso firme, entró el mes de Mayo o quizás fuimos nosotros los que entramos en Mayo, mes primaveral aunque con su mijita de agua que da vida al campo y cala hasta los huesos en nuestra ciudad, siempre a caballo entre el levante y el viento sur. No cabe duda que para los miembros del GGG este Mayo tiene algo especial, ya que pasamos de ciclo anual y enfilamos el año XXXI de nuestra gastrónoma existencia. Y nos hemos despachado a gusto con las conmemoraciones en Abril, tanto del cumple como de la puesta en escena del libro Sabores gaditanos, que relata una buena parte de nuestras andanzas entre fogones y con amigos, sin olvidar la entrega del Oscar gastronómico gaditano (Premio Anual GGG -2015) a los amigos de la conileña Venta Melchor, por su cocina tradicional realzando productos y platos gaditanos de siempre.

Y ha sido muy positiva la experiencia culinaria de los chefs de este mes, José Luis Flores y Luis Baltar (sustituyó con éxito al abuelo Geño, que en dichos días aumentó su camada-enhoragüena abuelito-) apoyados por dos marmitones de lujo, como Faly Paúl y JuanjoHijo, cada vez con más y mejores recursos culinarios. Aunque todos fuimos convocados por el Cholo Simeone, algunos causaron baja por razones diversas, y en estos destacaron las ausencias del abuelo Geño y de don Mario...Si amigos, nos referimos al día 3 martes primero del mes- en que el "pupas" se cepilló a todo un Bayern del culé Guardiola...

Pero nos estamos apartando del motivo que nos reúne en esta velada catedralicia, que no es otro que cenar con, entre, por y para los amigos del GGG. En la convocatoria, tras una buena evolución reapareció Julito como centro delantero, ya sin letras (JJ) y con ganitas, saliendo bien del envite, pero sin rebañar ni repetir platillos, al menos de cara al público.

El buen hacer de los chefs y marmitones de este mes, junto a la tensión por el resultado de la "championli" del "pupas", relegó a las famosas papas aliñás con melva a un segundo plano, aunque lo más conseguido fue el control del amigo Casto para que no entrara en la cocina. Así y por derecho, degustamos de la armonía y buen gusto de unos "alcauciles con langostinos en salsa verde" como ejemplo de un sabor tradicional realzado por el marisco y bendecido por un toque de manzanilla sanluqueña; me permito recomendarles el plato, cambiando langostinos por almejas e incluso con unos buenos muergos puertorrealeños. Mantuvimos a Garum como acompañante habitual, que encaja muy bien con este menú. A renglón seguido, con cierto guiño a lo novedoso llegaron unos "rollitos de langostinos en pasta brie" crujientes y gustosos sobre una crema de piquillos, de tan exquisita presentación como paladar.

A continuación y con autoría de nuestro corvinerochef, apareció la esperada "moruna de boquerones de la Bahía", con una delicada pero contundente base tipo "pseudoroteña", que fue bendecida por el personal, e incluso por los propios boquerones que se encontraron muy a gusto. A destacar que Luis intentó pescar la prometida corvina para esta preparación...pero no entraba e hizo su versión boqueronera, abusando algo (según mi criterio) de especias y complementos, tales como jengibre, cilantro, cúrcuma, comino, pimentón..., si bien su conjunción fue del gusto de todos. Como nadie se acordó del postre, degustamos un popurrí de los del Terraza, pero sin nata. Así llegaron, "piononos, tocinillos, yogures del Pajarete..." que nos dejaron un regusto delicado y dulce, que se animó con los cafés y bajativos de diversa índole. Es de justicia bendecir un auténtico, casero y contundente Licor gallego de café (elaborado de forma artesana con orujo de calidad, café torrefacto y azúcar), con el que nos convidó el chef Luis, para que no recordemos a ninguna corvina cualquiera.

Tras la cena y brindis por la victoria rojiblanca, discurrió la "administrativa", que no les voy a contar para no aburrir, aunque si comentar sus dos extremos, uno el magnífico recuerdo de los factos del XXX ANIVERSARIO con "Sabores Gaditanos" pendiente de su presentación en sociedad (Este acto se celebró el viernes 6 en Las Libreras), y el otro la reincorporación de un antiguo socio, Curro Fdez-Trujillo, grupo que da un salto cuantitativo para llegar al poder. En la próxima cita, brindaremos por ello.

Por cierto, la digestión bien. Gracias.

Llegado este punto, como siempre mostrar nuestro apoyo cariñoso a los integrantes de la Escuela de Hostelería de Cádiz, haciendo votos para que de una puñetera vez, finalice la tremenda injusticia que están viviendo.

¡ Buen Provecho ¡

José M. Pérez Moreno